El Comercio Digital

Hemeroteca | Lunes, 22 de mayo 2017

El ingeniero de la zaga

El exjugador del Sporting es ahora jefe de proyecto de Ingemas

NOTICIA DE FERNANDO G. DE DIOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El ingeniero de la zaga

Muchas sagas de hermanos han salpicado la historia del Sporting: los Suárez del Valle (Juanma y Monchu), los Míner (Iván y David), los García Torre (Jorge y Alejandro), los Castro (Quini y Jesús). También los Ablanedo, que llevaron su apellido por todos los rincones del país e, incluso, por Europa. El mayor de ellos. José Luis Ablanedo (Mieres, 1962), fue un defensa que quiso demostrar durante diez temporadas que, si él estaba en Primera División, era por algo.

Decir Ablanedo también es decir el fin de una tradición futbolística. Antiguamente, a los hermanos que militaban en un mismo equipo y que empleaban su apellido como nombre artístico, se les diferenciaba con el distintivo de primero y segundo, a razón de quien era el mayor y el más pequeño. Los Ablanedo fueron los últimos en utilizarlo. Y eso se remonta a la temporada 1993-1994, la última en activo de José Luis. Los penúltimos fueron los hermanos Larrainzar (Txomin e Íñigo), en Osasuna, una campaña antes, ya que, a la siguiente, el menor de los dos, Íñigo, fue fichado por el Athletic.

Del campo al despacho

Dieciocho temporadas después de haber colgado las botas, José Luis Ablanedo ya hace mucho tiempo que se acostumbró a eso de no tener que viajar cada dos fines de semana para tener que defender los colores de su equipo en un campo de fútbol. «Una vez que finalizas tu etapa deportiva, te dedicas a otros menesteres, es ley de vida» argumenta. «Fueron muchos años en la disciplina del Sporting -estuvo uno cedido en el Espanyol- haciendo un deporte que te gusta, pero todo tiene un final. Y, en función de tus estudio o de lo que puedas hacer, tienes que enfocarlo», explica desde su despacho, que se ha convertido ya en otra especie de vestuario, donde el sonido de los ordenadores suple al de las duchas tras los entrenamientos. Sus estudios, en este caso, fueron guiados hacia la ingeniería técnica industrial -«una vocación desde muy pequeño»-, siguiendo así los pasos de su padre.

Ahora ya ni entrena un par de horas por la mañana ni tiene que estar sumamente concentrado durante noventa minutos. Ahora tiene que ser más latente. «Trabajo ocho horas, o las que sean, como el resto de los mortales», reconoce entre risas. Por delante tiene una enorme responsabilidad al ser, como ingeniero, el jefe de proyecto de Ingemas, del grupo TSK.

Atrás quedan cerca de 200 partidos de fútbol en la élite, entre los disputados en Liga, Copa del Rey y competición europea. Ablanedo I tira de la memoria. «Recuerdo muy bien mi debut con el Sporting en un partido de Copa jugado en Mieres ante el Turón, cuando tenía 18 años; o mi primer encuentro en Liga en el campo del Betis, e, incluso, soy consciente del último golpe que le di a un balón», va enumerando.

Años muy dulces en la historia del Sporting, en los que los rojiblancos apenas flirteaban con los puestos de descenso, prueba de la buena sintonía que se vivía tanto en el campo como en el vestuario. «Si algo tenía, y sigue teniendo, el Sporting era la relación que había con todos los compañeros; es un signo de bien avenidos y se refleja en el juego.», afirma. Palabras que, incluso, pueden servir de ayuda para sus sucesores en Mareo. «Se puede salir de los problemas por el pundonor de los compañeros y la buena relación», puntualiza

Sentimiento familiar

Si algo influyó en su trayectoria como rojiblanco, no fue solo la presencia de su hermano en el equipo, sino también la de un amigo de toda la vida. «Jugar con Juan Carlos fue un placer, pero también con Jaime -quien estuvo en el Sporting desde la temporada 1984 hasta 1990-, con el que estudié desde párvulos», recuerda.

Pese a que su trabajo le ocupa gran parte del día, también reserva tiempo para una de sus pasiones. Su hijo, de cinco años, no solo ha heredado su apellido, sino también su nombre, el cual también comparte con su abuelo. Es, pues, la tercera generación con el mismo nombre. Aunque todavía es muy pronto para saber si el pequeño José Luis se convertirá en la tercera generación de ingenieros de la familia, lo que tiene muy claro su padre es que «haga deporte, lo cual es muy bueno para formar a una persona ya que te ofrece una serie de valores, como el compañerismo y la constancia, que ayudan a la condición humana, ayudado por los estudios».

Quién sabe. Incluso algún día podría volver a corearse de nuevo el nombre de Ablanedo en El Molinón.



SUBE TUS FOTOS AQUI


ATENCION: Si no encuentras tu equipo envíanos un email para darlo de alta en el portal

FOTOS DE FUTBOL



FOTOS DE BALONCESTO



FOTOS DE BALONMANO



MAS FOTOS DE...

Atletismo Fútbol Sala
Hockey Fútbol Femenino
Voleibol Fútbol - Arbitros
Beisbol  

 

Calendarios »


   CALENDARIOS TEMPORADA 2015/2016

Consulta los calendarios de todas las categorías de Fútbol y Fútbol Sala en Asturias (formato pdf)



 

Vocento
© EL COMERCIO DIGITAL

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.