El Comercio Digital

Hemeroteca | Miércoles, 29 de marzo 2017

Los cazatalentos asturianos

Enviados de los grandes clubes, recorren cientos de kilómetros cada semana tras las estrellas del futuro

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los cazatalentos asturianos

Son la parte oculta. En el argot futbolero, un ojeador es un cazatalentos. No es necesario estar diplomado para ejercer. Basta con echarse a los campos y afinar la intuición. Su presencia genera casi siempre expectación. Son los enviados especiales de los 'grandes'. Un pequeño ejército de buscadores de 'perlas'. No dicen qué chaval despunta. Encarece el 'producto' y genera la atención de clubes rivales. El silencio es su mejor aliado. Cualquier desliz puede echar al traste la operación.

Todos, o casi todos, los ojeadores han tenido relación con el fútbol. Pero no todos son caras conocidas. Por ejemplo, Juan Carlos Rodríguez Viña (Luanco, 1969). Trabaja para el Real Madrid desde la temporada 2002-2003. «El anterior ojeador, Ismael, había dado buenos informes de mí ya que conocía mi trabajo en el Alavés», explica el gozoniego, cuyo bagaje como técnico se reduce a las categorías inferiores del Avilés y del Marino de Luanco. Sin embargo, su destacada labor como ojeador en el Alavés le abrió las puertas de la 'factoría' merengue.

Ya las tenía entonces, y de par en par, el hoy informador del Barcelona, club del que formó parte como futbolista. Emilio Gutiérrez (Avilés, 1971), que se incorporó al cargo de la mano de Quique Costas, suma ya nueve temporadas como ojeador de nuevos talentos para Castilla y León, Madrid y Asturias.

Su trabajo no es otro que ver en directo muchos partidos por semana cazando nuevos talentos. «Nuestra zona de influencia es enorme, vamos desde los alevines hasta los filiales, nos encargamos de coordinar y filtrar a los posibles fichajes», afirma Emilio, que presencia siete u ocho partidos a la semana. «Cuando observamos a un jugador con futuro, se buscan más opiniones, incluso acude un técnico del propio Barcelona», advierte.

La rutina del ojeador es común. También para el madridista Juan Carlos. Entre cuatro y ocho partidos por semana. «En casa me preguntan si llevo maleta y me desean que pase un buen fin de semana», afirma con un toque de humor. Sabe cuándo comienza su jornada, pero no cuándo termina. Su teléfono suena a todas horas. Sólo lo apaga durante los partidos porque, «de lo contrario, sería imposible hacer el informe», asegura Viña.

Buenos estudiantes

El objetivo es detectar a los futuros 'messis,' descubrir a los 'iniestas' ocultos. Pero es labor no es sencilla ya que se valoran más aspectos que las meras cualidades técnicas. «Buscamos un perfil de jugador en el que es muy importante el carácter, el temperamento y el comportamiento», señala el ojeador del Barca. Unas cualidades que también busca su homólogo madridista: « Se observan condiciones físicas, técnicas y tácticas. Pero un punto muy importante es su comportamiento tanto en el terreno de juego como fuera de él».

Pero, seleccionado el futuro fichaje, empieza entonces un trabajo no menos complejo. «Mover a un crío es muy complicado. Supone cambiar de ciudad, de amigos, entrar en un centro de alto rendimiento... Y aquí juegan un papel decisivo los padres, que son quienes dan el paso», asegura Viña.

«Todos quieren fichar por el Barca, pero no siempre fue así. La labor de Guardiola, que construyó un equipo campeón basado en la cantera ha dejado poso», señala, por su parte, el ojeador culé, que también ha tenido que hacer frente, en varias ocasiones, a las dudas del entorno familia. «En ese momento, les invitamos a visitar La Masía y casi siempre esas dudas desaparecen», reconoce.

Los asturianos Pablo Longoria (Oviedo, 1986) y Marcos López (Oviedo, 1975) son, posiblemente, dos de los ojeadores más cotizados del fútbol internacional. Longoria, que ya ha trabajado para el Racing y el Recreativo de Huelva, observa jugadores de todo el mundo para el Atalanta. «Italia es el país que trabaja mejor la secretaría técnica», detalla este ovetense cuyo capítulo como futbolista pasó bastante inadvertido.

Todo lo contrario que el del televisivo Marcos López, a quien una lesión (rotura del tabique nasal por seis sitios y traumatismo craneoencefálico) le apartó del fútbol a los 17 años cuando pertenecía a la disciplina del Valencia, aunque jugaba cedido en el Colloto. «Paterna fue una experiencia inolvidable pero, tras la lesión, ya no volví». Entendió que aquel tren había pasado. Pero llegó otro. « Empecé a entrenar a críos y saqué el título de técnico». Y se puso a ver partidos de fútbol. «Visiono entre veinte y veinticinco partidos a la semana. Hago ciclos de tres meses para tener controladas todas las ligas, además de las noticias y reportajes para tener siempre actualizada la información», confiesa.

La última experiencia de Marcos López fue en las filas del Roma, junto al asturiano Luis Enrique. Pero abandonó el club a mitad de temporada. «Hay un antes y un después de la Roma. Le estoy muy agradecido a Luis Enrique. Dejé grandes amigos allí, pero creo que tomé la decisión correcta», asegura el ovetense.

Secretario técnico con 22 años

Las experiencias de Longoria, a quien muchos llaman 'el niño precoz del fútbol', dieron comienzo con sólo 22 años cuando fue nombrado secretario técnico del Recreativo. «Fue un máster avanzado, una experiencia muy útil . No era fácil apostar por un chaval de mi edad para un puesto de tanta responsabilidad», declara Longoria mientras consulta la hora de un vuelo para ver in situ un partido. «Es mi vida, mucho avión, mucho hotel y entre ocho y diez partidos por semana». Algo que, a su juicio, sólo es posible en «Italia y en el Barcelona porque, en otros clubes, esa presencia en los campos resulta imposible».

Los conocimientos futbolísticos de ambos son muy valorados por los entrenadores. A Marcos se le vincula con Rafa Benítez, Schuster, Juande Ramos, Unai Emery y Vilas-Boas. «La clave es la confidencialidad en el trabajo. Voy con quien me ofrece un buen proyecto. Ahora mismo ejerzo de asesor de directores deportivos, presidentes y entrenadores». De su sabiduría futbolística también sacan provecho los medios de comunicación, en los que, por ejemplo, Marcos López es un habitual. Tanto que muchos consideran al ovetense el nuevo Maldini. «Hay que agradecerle que abriera paso para que los comentaristas no fueran exclusivamente exjugadores de fútbol», apunta López. Menos mediático es Longoria, que afirma de forma rotunda que «ellos son periodistas y yo ojeador de fútbol».



SUBE TUS FOTOS AQUI


ATENCION: Si no encuentras tu equipo envíanos un email para darlo de alta en el portal

FOTOS DE FUTBOL



FOTOS DE BALONCESTO



FOTOS DE BALONMANO



MAS FOTOS DE...

Atletismo Fútbol Sala
Hockey Fútbol Femenino
Voleibol Fútbol - Arbitros
Beisbol  

 

Calendarios »


   CALENDARIOS TEMPORADA 2015/2016

Consulta los calendarios de todas las categorías de Fútbol y Fútbol Sala en Asturias (formato pdf)



 

Vocento
© EL COMERCIO DIGITAL

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.